lunes, 21 de septiembre de 2009

FIGURAS PATÉTICAS


Las figuras patéticas o sentimentales son las que sir ven para expresar los afectos y emociones del ánimo con energía vehemencia.
Las principales son las siguientes:

Apóstrofe es la figura en virtud de la cual el escritor u orador dirige apasionadamente la palabra a seres ani-males inanimados ausentes o presente, desviando así el curso de narración o particularizando una o varias per-sonas entre los oyentes.
¿Hasta cuándo, Catilina, abusarás de nuestra pacien-cia? (Ciceron).

Exclamación es una expresión viva de los afectos o el grito espontáneo de las pasiones.
Ejemplo: ¡Válgame el cielo! ¡que veo!
¡Válgame el cielo! ¡que miro!
Con poco espanto lo admiro
Con mucha duda lo creo.- (Calderón)

Corrección consiste en rectificar lo que acaba de ex-presarse sustituyendo otras ideas más enérgicas, o más conformes a nuestro intento.
¡Traidores!…más …¿qué digo? Castellanos, nobleza de este reino. (García de la Huera)

Hipérbole consiste en ponderar o encarecer las cualida des de un objeto para realzarle o deprimirle:
Más blanca que la leche, y más hermosa
Que el campo, por abril, de flores lleno.

Prosopopeya o personificación consiste en dar vida a seres que no la tienen. Esta figura tiene los cuatro gra-dos siguientes: (1) Darles cualidades propias de seres vivientes: (2) Describirlos en acción; (3) Dirigirles la pa-labra; (4) Hacerlos hablar:
La codicia en las manos de la suerte.
Se arroja al mar, la ira a las espaldas
Y la ambición se ríe de la muerte. (Fernández)

La conminación consiste en amenazar con males terri bles. Si no quieres oír la voz del Señor; tu Dios, serás maldito en la ciudad, maldito en el campo
(Deuteronomio).

La obtestación consiste en llamar por testigos a Dios, a criaturas presente a ausentes, animados o inanimados vivas o muertas:
Yo hago testigo a Dios.
Y a nuestro patrón Santiago
Que no he sido traidor
En la muerte de dos Sancho. (Romancero)
Optación es una forma de la exclamación, que consiste en expresar un vivo deseo.
Ejemplo: ¡Cuando será que pueda
Libre de esta prisión volar al Cielo-
Felipe, y en la rueda
Que huye más del suelo
Contemplar la verdad pura sin duelo!
(Fray Luis de León).

Deprecación consiste en recurrir a ruegos y súplicas para obtener alguna cosa.
“¡Oh solitarios árboles, que desde hoy en adelante habéis de hacer compañía a mi soledad, indicio con el blando movimiento de vuestra ramas, que no os des-agrada mi presencia!”

Imprecación consiste en desear que a todo le ocurra alguna desgracia, dominados por la ira o por cualquier otra pasión.
Monte Gelboé, jamás caigan sorbe vosotros ni el rocío ni la lluvia; jamás sobre vuestras faldas haya un campo cuyas primicias se ofrezcan al Señor – (Libro de los Re-yes).

La execración cuando deseamos que dicho mal nos acontezca a nosotros mismos.
Hablando Sancho con Don Quijote sobre el bálsamo de Fierabrás, dijo: ¡Malhaya yo y toda mi parentela! ¿Por qué consintió que le bebiese?

Interrogación consiste en dirigir una pregunta, no para obtener una respuesta, sino para dar más realce al pen-samiento.
¿Y dejas, Pastor santo tu grey en este valle
hondo, obscuro con soledad y llanto?
(Fray Luis de León)

La subyección o sujección consiste en hacer la interro gación y dar la respuesta.
¿Yo para qué nací? Para salvarme.
¿Qué tengo de morir? Es infalible.
Dejar de ver a Dios, y condenarme
Triste cosa será.